¿Qué es un tasador de viviendas?

Un tasador de viviendas es el que determina cuál es el valor de alguna propiedad, tanto de muebles como de inmuebles. En algunos países, un tasador también es conocido como un valuador, ya que se encarga de determinar el valor de alguna propiedad.

El tasador inmobiliario

Cuando se decide comprar una propiedad, es conveniente solicitar la ayuda de un tasador, para conocer cuál es el valor de mercado de la vivienda y es más importante aún si se va a solicitar una hipoteca. La financiera solicita una tasación para conocer el valor de la propiedad, para poder establecer cuanto es la cantidad que se va a prestar.

El dueño de la propiedad, puede que decida hacer una tasación por su cuenta, con la finalidad de establecer un precio para la venta de la propiedad, con la ayuda de un profesional. Así podrá saber cuál es el valor de la vivienda y podrá hacer diferentes negocios con los clientes.

Mayormente, las compañías bancarias tienen una serie de tasadores que los mandan a realizar las valoraciones, pero si el dueño de la propiedad decide hacer una tasación por su cuenta el banco no se pondrá en contra, solo se debe tener en cuenta que la ley exige que el tasador sea arquitecto y que trabaje en una compañía reconocida.

Tasadores de bienes raíces

Tasador-de-viviendas

Ellos se encargan de establecer el valor de la propiedad, establecen el valor de una futura hipoteca. Los tasadores pueden encontrar el valor desde una tierra agrícola hasta un gran centro comercial, mayormente los tasadores se encargan de determinar una sola especialización de las propiedades como edificios, centros comerciales, o viviendas.

Los valuadores se encargan de estudiar las propiedades que están en una zona, para poder determinar los impuestos que les corresponden. Los tasadores examinan las propiedades, una por una con el fin de establecer un precio justo, para resolver divisiones de herencias o cuando se trata de algún divorcio.

En las valuaciones se pueden utilizar métodos similares con propiedades, eso dependerá del tasador y el valuador. Ellos realizan sus trabajos en áreas donde ya conocen, están bien informados de los problemas de medio ambiente y diferentes problemas que pueden afectar el valor de la propiedad a la hora de hacer la tasación.

Se centran en los aspectos más sobresalientes de las propiedades y en la zona en que se encuentra. Toman en cuenta si la vivienda ha tenido alguna remodelación. Algunos de ellos deciden tomar fotografías de la propiedad, para mostrar algunas características sobresalientes que tenga.

Cuando el tasador o el valuador visita la vivienda, llega a la conclusión de cuál será el costo razonable que van a estipular, tomando en cuenta la ubicación, su antigüedad, la conservación, la zona donde está ubicada, y las demás casas que están a la venta con las misma características.

Finalmente realizan un informe de toda la información que recogieron y las cosas que logran observar. Además indican el valor de propiedad y la metodología que emplearon para llegar a la estimación.

Los tasadores tienes muchos clientes que la mayoría son independientes y procuran la valuación de una casa a la vez. Trabajan de cliente a cliente efectuando valuaciones por diferentes razones. Los que se encargan de tasar propiedades mayormente se especializan por el tipo de tasación que realizan.

Los que se especializan en tasación comercial, están especializados para hacer cualquier tasación, pero más que todo se encargan de tasaciones con fines comerciales. Los tasadores residenciales solo se encargan de la tasación de casas. Existen tasadores que ya están bien especializados y pueden dominar cualquier tasación.

Los valuadores trabajan mayormente para el gobierno son responsables de la valuación de viviendas que pueden ser usadas para valorar los impuesto de la propiedad.

Los tasadores son muy diferentes a lo valuadores, los valuadores tiene la capacidad de utilizar técnicas para valorar muchas casas en una misma zona, no se enfocan en una sola propiedad pero si algún cliente quiere que se le evalué de manera anónima es algo que ellos pueden concederle.

Cuando son evaluadas cada una de las propiedades se le indica a cada dueño el impuesto que debe pagar. Los valuadores deben estar pendientes de los operaciones de valuación para los impuestos, puede que en algún momento le toque defender sus valuaciones puede ser con un cliente o en una audiencia públicamente.

El tasador tiene que ser muy cuidadoso con lo que dirá en la audiencia, ya que en ellos cae la responsabilidad de los impuestos que se paga por cada vivienda. Ellos guardan información de cada propiedad en su base de datos, donde se identifica al dueño y el tamaño de la vivienda.

Por cada valuación que se efectúa los tasadores y valuadores hacen un informe donde se especifica cada propiedad y sus características, todo es más rápido y fácil ya que es de manera digital.

Como se efectúa una tasación

Cuando se pide una tasación, el tasador le da a la persona un cálculo. Si la persona acepta ese presupuesto, el profesional inicia su trabajo.

El tasador le pide al cliente, una nota del registro de la propiedad para obtener información de la vivienda. También pide una copia de la escritura de la propiedad, para verificar si los datos son correctos y con concuerdan con los del sistema.

Para realizar la tasación, también se debe inspeccionar la propiedad, para estar seguros en qué circunstancias está. El tasador tiene que fijarse en las instalaciones, en la iluminación, su antigüedad, como está conservada, entre otras cosas.

Luego el tasador realiza un estudio de las viviendas que se encuentran a la venta en el mercado, que sean similares a la que él tiene que tasar, realiza llamadas a las propiedades que estén en la misma zona y tengan las mismas características para el poder compararlas.

Cuando se establece el valor exacto de la propiedad, el tasador hace un informe y luego lo firma, la empresa revisa que todo esté correcto y los datos estén bien para luego colocarle el sello.